Friday, October 26, 2018

Juan Pablo Balvín, cuando la comedia no tiene talla




Juan Pablo Balvín  estudiante de Ingeniería Empresarial, encontró en la comedia una forma de desarrollar diversas habilidades que le permiten interactuar con el público e incentivar su interés con respecto a las artes escénicas. El arte como un medio de transformación social.

¿Quién es Juan Pablo Balvín?

Soy un joven estudiante de Artes Escénicas, tengo 28 años, en la actualidad estoy realizando una certificación en Habilidades Blandas en una sede de la Cámara de Comercio de Lima en mi linda Huancayo.  

Me inicié como ayudante de payasos, esos de rostros pintados realizando todo lo concerniente a producción de sus shows y luego descubrí el stand up comedy, que a nivel Latinoamericano iba en ascenso y decidí empezar a formarme en ello.


He llevado talleres de stand up, Impro y Clown con muy buenos maestros aquí en Lima y en Huancayo, como la Escuela de Artes Escénicas Vodelvi de Carolina Silva Santisteban y últimamente con Fiorella Gambini.



¿Cómo nace la inquietud de descentralizar la comedia de Lima a Huancayo?

Huancayo está en la zona central del Perú, es una hermosa ciudad de cielo azul sobre los 3.259m sobre el nivel del mar, tiene un clima seco y hermosos paisajes naturales.

Al iniciarme como ayudante de producción decido porque no empezar a llevar artistas a mi ciudad, a pesar de no existir lugares con la infraestructura adecuada para realizar puestas en escena.

Mi preocupación desde un inicio fue desarrollar una producción adecuada para el público y los artistas invitados, al principio la falta de estas actividades culturales no captó el interés del público, sin embargo la perseverancia ha empezado a dar sus frutos y hace poco tuvimos en Huancayo a “Las Manzanas de Eva” una agrupación internacional que encantó al público asistente.

Ya he llevado 8 producciones a mi ciudad y siento que es el momento de seguir creciendo.

Toda esta grata satisfacción personal también te ha hecho pensar en la incursión en el mundo del modelaje de tallas grandes, ¿verdad?

Sí, lo he estado pensando, porque creo que  también sería interesante ver a un hombre de talla XL, un hombre de contextura gruesa modelando y sentirnos identificados. En los hombres también existe vanidad, la industria al igual que en las damas se enfoca en medidas standard y deja nos deja de lado.

Sería grato ser un Modelo XL Peruano.



Reportaje de Ángela Muñante en exclusiva para Revista Belleza XL.

Encuentra a Ángela en Instagram   Facebook